“Desde muy temprano nuestro Gobierno tomó contacto con los principales gobiernos y laboratorios que lideran los esfuerzos más promisorios en materia de vacunas para el covid-19, para colaborar y lograr una posición preferente y oportuna en la disponibilidad de esa vacuna para nuestros compatriotas”.

“Desde muy temprano nuestro Gobierno tomó contacto con los principales gobiernos y laboratorios que lideran los esfuerzos más promisorios en materia de vacunas para el covid-19, para colaborar y lograr una posición preferente y oportuna en la disponibilidad de esa vacuna para nuestros compatriotas”.

El primer registro de contacto entre el Gobierno de Chile y laboratorios extranjeros para testear una vacuna contra el covid-19 es de junio

A pesar de que el presidente Piñera aseguró que la comunicación con instituciones internacionales para conseguir la vacuna del coronavirus fue “temprana”, la evidencia muestra que el contacto fue realizado casi cuatro meses después del primer caso de contagio confirmado.

Por Javier Carvallo / Factchecking.cl

El presidente Sebastián Piñera anunció en la Cuenta Pública 2020 que su Gobierno está en conversaciones con países y laboratorios de distintas partes del mundo para probar las vacunas que están trabajando en nuestro país. 

El ministerio de Ciencia y Tecnología (Mincyt) es el encargado de liderar el Comité Asesor Interministerial que incluye al ministerio de Salud, ministerio de Relaciones Exteriores (Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales) y Presidencia. Este espacio tiene como objetivo “garantizar el suministro oportuno y equitativo de una vacuna segura y efectiva para covid-19 a través de la colaboración internacional, tal como se anuncia en este documento sectorial.

A mediados de junio la Universidad Católica de Chile firmó el primer memorándum de entendimiento con la compañía china Sinovac Biotech. Y desde el ministerio anunciaron que el comité también está evaluando otros candidatos que serían: CanSino (China), la universidad de Oxford junto a AstraZeneca (Inglaterra), Moderna (EEUU) y Janssen (Bélgica).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 31 de julio, tanto Sinovac como Oxford y Moderna están en la etapa III de su desarrollo, lo que indica que ya pueden probarse en una mayor población. Mientras que CanSino y Janssen están aún en  etapa II y I respectivamente. 

Por ello, se puede decir que es creíble el hecho de que el gobierno de Chile ha establecido comunicación con laboratorios internacionales ya que, las instituciones mencionadas por el Mincyt son las que están en etapas más avanzadas en la búsqueda por una vacuna contra el coronavirus, según la OMS.

El equipo de Factchecking.cl se contactó con la Universidad de Oxford y la embajada de China para consultar si han estado en contacto con las autoridades de nuestro país para la prueba de las vacunas, pero hasta el cierre de esta crónica no ha obtenido respuesta.

¿Cuánto es “muy temprano”?

Aún así, no es posible asegurar que estos esfuerzos comenzaron “temprano”Si bien el primer memorándum entre la UC y Sinovac fue hecho el 16 de junio, los decretos que indican la creación del Comité Interministerial de búsqueda para la disponibilidad de una vacuna y de la comisión que define los lineamientos para la prueba de una vacuna en nuestro país, que aconseja a la anterior, son del 24 de junio y del 8 de julio respectivamente. 

Fuente: Diario Oficial de la República

Sin la existencia de un organismo especializado para traer las vacunas a territorio nacional, no se puede confirmar la existencia de contactos para estos fines antes del 24 de junio. Esto ya que según indicó el Mincyt, los detalles de los tratados no son públicos hasta que exista un acuerdo formal, aunque el trabajo empiece semanas antes del decreto respectivo. Al momento de publicar esta verificación, se solicitaron al Mincyt actas que pudieran comprobar un primer contacto de parte del Gobierno, sin tener respuesta.

En el caso de la Universidad Católica, al ser una institución privada, se considera una indirecta la participación del Estado en el contacto con la empresa extranjera. Es importante destacar que este acuerdo entre la Universidad Católica y Sinovac Biotech permitirá iniciar en septiembre los ensayos clínicos de fase III en Chile. 

“De ser exitosa la vacuna, el acuerdo conlleva un suministro preferente de vacunas de 10 millones de dosis en el primer año y podrían llegar hasta 60 millones de dosis en el curso de tres años”, aseguran desde el Mincyt.

Con todos estos antecedentes, no es posible asegurar que haya habido un contacto de parte del Gobierno hasta casi cuatro meses después de la confirmación del primer caso de coronavirus en Chile, detectado el 3 de marzo en Talca y donde el presidente Piñera había anunciado que el país “estaba preparado para enfrentar esta pandemia”.

Factchecking UC

Somos una iniciativa de verificación del discurso público, que se lleva a cabo desde 2013 en la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile.