“Enviamos un Proyecto de Ley que garantiza el derecho universal a la sala cuna para todos los hijos de madres y padres trabajadores”.

“Enviamos un Proyecto de Ley que garantiza el derecho universal a la sala cuna para todos los hijos de madres y padres trabajadores”.

Proyecto de Sala Cuna Universal anunciado en la Cuenta Pública lleva dos años de tramitación en el Congreso

Bajo el eje de “Los niños primero”, el proyecto que garantizaría el derecho universal a la sala cuna para hijos e hijas de madres y padres trabajadores fue destacado en la Cuenta Pública 2020 por el presidente Sebastián Piñera. A pesar de que este proyecto fue ingresado a mediados del 2018 sigue en su primer trámite legislativo y genera grandes desconfianzas en el gremio de la Educación de párvulos.

Por Bárbara Pérez Yáñez / FactChecking.cl

“Con Sala Cuna Universal, Chile avanza hacia la plena igualdad de oportunidades para mujeres y hombres” asegura el portal del Gobierno de Chile dedicado al Proyecto de Ley de Sala Cuna Universal, al que el presidente Sebastián Piñera hizo alusión en la última Cuenta Pública. Si bien, el mandatario lo destacó durante su discurso, la iniciativa legal no está registrada como proyecto nuevo en la página del Senado. 

La abogada y asesora legislativa, Constanza Valdés, confirmó a FactChecking.cl que no ha sido ingresado nuevamente como fue insinuado, ni tiene nuevas indicaciones por el momento. 

El proyecto ingresó el 18 de agosto del 2018 al Senado y se encuentra, desde entonces, en su primer trámite constitucional, habiendo sólo sido aprobado por la Comisión de Trabajo de la Cámara Alta y  rechazado en la de Educación y Cultura. Actualmente está en discusión en la Comisión de Hacienda. 

¿En qué consiste Sala Cuna Universal?

El Proyecto de Ley busca reemplazar el artículo 203 del Código del Trabajo, que estipula que las empresas con 20 trabajadoras o más, de cualquier edad o estado civil, deberán contar con una sala cuna, siendo obligación del lugar de trabajo mantener y administrar aquellos espacios. Como señala el portal de la Subsecretaría del Trabajo, el proyecto contempla acabar con las diferencias entre trabajadoras dependientes o independientes, sin importar el número de funcionarias. 

De ser aprobada, la ley de Sala Cuna Universal se financiaría a través de un fondo solidario, aumentando en un 0,1% la cotización de cada trabajador que sería invertido para llevar a cabo el proyecto. 

Últimos avances y contradicciones

Luego de la tramitación y aprobación en la Comisión de Trabajo, que se llevó a cabo entre septiembre del 2018 y septiembre de 2019, el proyecto llegó a la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara Alta.

En la sesión del 6 de noviembre del 2019, la entonces ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, señaló que “el Presidente Piñera envió al menos 50 modificaciones al proyecto de ley, acogiendo muchas de las observaciones (…)”. La ex-secretaria de Estado enfatizó también que la iniciativa se enfrenta a una de las principales barreras para que las mujeres entren al mundo laboral, ya que la mayoría “está excluida” del acceso de sus hijos a sala cuna. 

Sin embargo, el proyecto fue rechazado por la Comisión, cuando los senadores de oposición que la conforman -Yasna Provoste, Juan Ignacio Latorre y Jaime Quintana afirmaron que la medida en realidad genera un sesgo, al dejar fuera a niños más pobres cuyas madres no tienen contrato. 

Aunque el proyecto dice no hacer distinción entre trabajadoras formales e informales, sí lista requisitos que pueden generar exclusiones. (Ver imagen)

Imagen obtenida de la página https://www.gob.cl/salacunauniversal/

Visión gremial: ¿Niños primero?

El proyecto ha sido altamente criticado por educadoras y educadores de párvulos. Susana Cristi, de APROJUNJI (Asociación de administrativos, auxiliares, técnicos y profesionales de la Junta Nacional de Jardines Infantiles), asegura que “este proyecto no tiene un aporte propio (…) No dice ‘los niños son primero y, por lo tanto, yo voy a poner tanta plata en el proyecto’”. Agrega además, que esto deja afuera a niñas y niños hijos de madres estudiantes, entre otros, limitando entonces algo que debería ser un derecho para el niño y la madre, no un beneficio. 

Sandra López, vocera de Espacio Vinculante por una Nueva Educación Pública Inicial, concuerda con Cristi. “El proyecto no vela por los niños y niñas, porque no tiene una mirada de educación, ya que parte en la Comisión de Trabajo. No tiene una mirada desde la educación parvularia, ni en las necesidades de los niños, solo se mira desde el ingreso de la mujer al trabajo y con mucho sesgo y discriminación.Está mirado para madres trabajadoras, pero con muchos requisitos”, dice agregando que incluso “el proyecto como está es inviable” y que se espera que este sea modificado o desechado por uno nuevo en próximas etapas.

Proyecciones

El 21 de julio, el presidente Piñera le puso al proyecto Suma Urgencia, lo que quiere decir que la iniciativa debe ser votada y despachada por el Congreso en un plazo de 15 días. En palabras de la abogada y asesora legislativa, Constanza Valdés, “se espera que le ingresen indicaciones y que esas indicaciones sean el Proyecto de Ley”.

Factchecking UC

Somos una iniciativa de verificación del discurso público, que se lleva a cabo desde 2013 en la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile.