“Ayer fue el Día Mundial contra la Trata de Personas y hoy he enviado a este Congreso el Protocolo 29 de la Organización Internacional del Trabajo, con el que Chile se compromete a la erradicación del trabajo forzoso en nuestro país”.

“Ayer fue el Día Mundial contra la Trata de Personas y hoy he enviado a este Congreso el Protocolo 29 de la Organización Internacional del Trabajo, con el que Chile se compromete a la erradicación del trabajo forzoso en nuestro país”.

Aún no hay evidencia de que el Protocolo 29 se haya enviado al Legislativo

El ingreso del Protocolo 29 de la Organización Internacional del Trabajo al Congreso, fue  anunciado en la Cuenta Pública de Sebastián Piñera del viernes 31 de julio, por lo tanto, la premura podría explicar que aún no esté disponible la información oficial sobre su llegada al parlamento.

Por Tiare Readi y Bernardita Ortiz / Factchecking.cl

En la Cuenta Pública del 31 de julio, el presidente Sebastián Piñera anunció el envío del Protocolo 29 de la Organización Internacional del Trabajo al Congreso. Sin embargo, esta información es inchequeable, ya que no hay registros de la incorporación del proyecto, tanto en la página web del Senado como en la de la Cámara de Diputados. Esto puede deberse a la rapidez con que se hizo el anuncio desde el momento del envío. Además, el equipo de Factchecking.cl intentó contactarse con ambas instituciones, pero no obtuvo respuesta. 

En el marco de este anuncio y a raíz del Día Mundial contra la Trata de Personas del pasado 30 de julio, el presidente Sebastián Piñera afirmó que este es un proyecto de ley en “el que Chile se compromete a la erradicación del trabajo forzoso en nuestro país”. 

Samuel Fernández, analista de Relaciones Exteriores y experto en Derecho Internacional de la Comisión de Derecho Internacional (CDI) considera que la implementación del Protocolo 29 “actualizará” el sistema migratorio actual y lo “pondrá en línea” con los demás países que hayan adherido el protocolo a sus legislaciones. 

Con este protocolo, la Organización Internacional del Trabajo busca suprimir el trabajo forzoso y obligatorio en cada una de sus formas y manifestaciones, aplicado a todos los seres humanos sin distinción, resguardando sus Derechos Fundamentales. Luis Alberto Campos, abogado laboralista de la Universidad Finis Terrae, señala que en Chile actualmente sí se judicializa la explotación laboral a chilenos y extranjeros, pero usualmente se dan las condiciones para que esto ocurra, sobre todo a personas con irregularidades en su situación migratoria. 

Según el experto, el Código del Trabajo: “Dispone que en las empresas solo un 15% de los trabajadores pueden ser extranjeros, pero en contraste el país ha vivido olas de inmigración, lo que provoca que la demanda de trabajadores extranjeros sea mayor a la oferta laboral, suscitando que recurran a puestos de trabajo ilegales que no cumplen con las condiciones laborales exigidas por la ley”.

A través de la erradicación de dichas situaciones el Protocolo busca eliminar el trabajo forzoso. Sin embargo, en el caso de ser aprobado por ambas cámaras, “son bajas las probabilidades de que el proyecto sea implementado íntegramente en el país”, ya que según lo expuesto por Campos,  en el “afán de cumplir” ante las presiones internacionales, las primeras normas siempre son “bastante débiles”.

Factchecking UC

Somos una iniciativa de verificación del discurso público, que se lleva a cabo desde 2013 en la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile.