“Al día de hoy esta pandemia ha contagiado en el mundo a más de 17 millones de personas y ha quitado la vida a más de 670 mil personas (…) Al día de hoy, 355 mil personas han sido contagiadas, de las cuales 328 mil ya se han recuperado, y 17 mil son enfermos activos”.

“Al día de hoy esta pandemia ha contagiado en el mundo a más de 17 millones de personas y ha quitado la vida a más de 670 mil personas (…) Al día de hoy, 355 mil personas han sido contagiadas, de las cuales 328 mil ya se han recuperado, y 17 mil son enfermos activos”.

El vaivén de las cifras covid-19 hasta la Cuenta Pública

Las cifras covid son verdaderas de acuerdo al Centro de Recursos de Coronavirus Johns Hopkins, quienes entregan datos de la pandemia a nivel mundial. De todas maneras, hay que considerar que las cifras a nivel nacional han sufrido varias modificaciones en la metodología de conteo durante este tiempo. El equipo de Factchecking.cl averiguó por qué y cómo se hicieron.

Por Francisca Eade / Factchecking.cl

Los datos entregados por el presidente Sebastián Piñera sobre los contagios por covid-19 en la Cuenta Pública son verdaderos. La cantidad de contagiados a nivel mundial asciende a los 17.639.185 y los fallecidos van en 680.575, tal como afirmó el mandatario. 

El Centro de Recursos de Coronavirus Johns Hopkins realiza un mapeo global de la pandemia y en el que Chile figura como el octavo país con más contagios a nivel mundial, teniendo 357.658 en total y, superando a países como China.  

La Organización Mundial de la Salud también registra las estadísticas que ha ido dejando la pandemia del nuevo coronavirus, disponibles en este sitio

Allí, al menos, hasta el 2 de agosto la OMS registra 17.660.523 casos confirmados y 680.894 decesos. 

Por otro lado, de acuerdo a las cifras oficiales del Ministerio de Salud (Minsal), hay 17.712 casos activos y 332.411 personas recuperadas del virus en Chile.

Hasta el momento, el Minsal y Johns Hopkins registran 9.533 fallecimientos en Chile, siendo 75 en el informe diario del 2 de agosto. Es importante aclarar que los conteos diarios no necesariamente describen muertes por día.

El equipo de Factchecking.cl se contactó con Manuel Nájera, epidemiólogo e investigador del Centro de Epidemiología y Políticas de Salud de la Universidad del Desarrollo, quien explicó: “Tenemos este problema que cuando se informan los fallecidos diarios sabemos que si hoy se informaron 76 no es que fallecieron 76 personas ayer, sino que se han registrado y el DEIS ha confirmado y revisado los datos de 76 personas que fallecieron en los días previos”. 

Los datos dependen de cuándo y dónde se han registrado las muertes, por lo que el número de fallecidos diarios mezcla los fallecidos de varios días previos, no solo el anterior. 

¿Cómo se llegó a los datos sobre Chile?

El 20 de marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó la Guía global de vigilancia de covid-19, en la que se establecen recomendaciones para el reporte de datos de casos covid. 

Según estos lineamientos de la OMS, se deben contabilizar las muertes causadas por el virus que fueron confirmadas y las probables. Sin embargo, al inicio de la pandemia en Chile, el Ministerio de Salud entregó la información solo de los casos confirmados por el test PCR, dejando fuera a aquellos que hubieran muerto por causas atribuibles al covid, pero que no se hayan hecho el test

Ya en el mes de abril, la periodista Alejandra Matus twitteó información que dio inicio al cambio en la metodología de conteo de casos covid-19 a nivel nacional. La periodista contrastó datos obtenidos vía transparencia con los datos entregados públicamente por el Minsal, denunciando una incoherencia en las cifras, ya que no concordaban. En ese entonces, el Minsal había informado 16 muertes mientras que Matus apuntaba a 932 más respecto de marzo del año pasado.

Poco tiempo después, la periodista volvió a corregir al Minsal a través de Twitter, esta vez argumentando que los números de fallecimientos entre marzo y abril entregados por el Ministerio no eran los que hacían creer.Matus afirmó que en Chile habían muerto más de 4 mil personas por enfermedad respiratoria durante ese período, de acuerdo a datos obtenidos del Registro Civil. A esa fecha, el Ministerio de Salud registraba oficialmente 216 fallecidos por covid-19. Ante esto, el entonces ministro de Salud, Jaime Mañalich, aseguró que la información era falsa calificandola como “fake news”.

El 1 de junio, en tanto, se informaron 59.100 casos activos y al día siguiente el número cayó a 21.325. En paralelo, el Centro de Estudios Espacio Público presentó un reporte acerca del avance del covid-19 en Chile manifestando que “el número de fallecimientos que pueden atribuirse directa o indirectamente a la pandemia es de 1.537, una cifra mucho mayor que los 825 reportados por la autoridad. Parte importante de la diferencia de 712 decesos se debe a muertes covid-19 que no han sido contabilizadas como tales”. Hasta ese entonces solo se contabilizaban en los fallecidos las personas muertas dentro de un hospital y que hayan dado un PCR positivo al virus. Una semana después, el exministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció la inclusión de 653 nuevas muertes en el conteo oficial. 

El 6 de junio CIPER publicó un reportaje que daba cuenta de la diferencia entre los datos entregados por el Minsal al público y los datos que había entregado a la OMS: mientras que en Chile reportaban 2.870 muertes, a la OMS le comunicaban más de 5 mil fallecimientos. Las fuentes oficiales dijeron que había una diferencia entre los números que contaba el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS) y los datos aprobados por el Minsal, es decir, solo aquellas muertes comprobadas de covid-19. 

Manuel Nájera, epidemiólogo de la Universidad del Desarrollo, explica que el problema “tiene que ver con que había que tener la confirmación de la PCR para dar ese dato en el informe diario que entregaba el ministro Mañalich, mientras que el DEIS tenía el dato de pacientes fallecidos con cuadro clínico altamente sospechoso. A veces no estaba la PCR o la PCR se demoraba en llegar, porque son datos manuales”. En tanto, Paula Daza, subsecretaria de Salud Pública, señaló: “No se cuenta diariamente la información del DEIS, por lo tanto, no podríamos informarla diariamente”.

Todo esto dio paso a un nuevo cambio en la metodología anunciada el 14 de junio. Esta vez orientada a los requerimientos de la OMS, en que se comenzó a contabilizar un cruce de datos entre el Registro Civil y los exámenes de PCR. Desde esa semana comenzaron a contar los “fallecidos probables” en el Informe Epidemiológico del Minsal, encabezado por el nuevo ministro, Enrique Paris. “Es una recomendación mundial que podríamos haberla aplicado nosotros antes, dado que teníamos más capacidad de hacer exámenes, pero bueno, se aplicó tarde con todas las discusiones que hubo en su momento”, remarca Nájera. A partir de esto, las cifras de contagios y fallecimientos comenzaron a aumentar en más de cien números cada día, lo que terminó con los 9.533 fallecidos al día de hoy. 

Pocos días antes de la Cuenta Pública el gobierno dio comienzo al Plan Paso a Paso para desconfinar los sectores que estaban en cuarentena. Sin embargo, se han dado discrepancias entre el Minsal y el Consejo Asesor Covid-19, ya que, de acuerdo a la última minuta del Consejo, ellos recomiendan medidas más estrictas para desarrollar el desconfinamiento.  

La diferencia más grande radica en uno de los criterios de trazabilidad que postula cada uno: el Minsal plantea que se contacte a más del 80% de los casos durante las primeras 48 horas, el Consejo exige que se aisle al mismo porcentaje de casos sospechosos o probables durante esas 48 horas. Por otro lado, el Minsal quiere desconfinar con una positividad menor a 15%, mientras que el Consejo Asesor establece que debe ser menor a 10%. La positividad de la última semana fue 10%

Los datos del Consejo Covid-19 van en línea con las propuesta hechas por el Colegio Médico semanas atrás, quienes se apegan a los ajustes de medidas de salud pública de la OMS y a la manera de seguir de contactos que ocupa Nueva Zelanda. En tanto, el Consejo Covid-19 ha dicho públicamente que no está de acuerdo con el desconfinamiento por no contar con datos de trazabilidad óptimos y porque se está realizando sólo en algunas comunas de Chile:

“El hecho de que Santiago se esté desconfinando por comunas es preocupante, porque todo lo que han dicho los expertos, desde el Consejo Asesor hasta los expertos académicos, es que Santiago no puede ser considerado como si fueran bloques independientes de comunas. Habría que tratarlo como un todo y deberían desconfinarse todos juntos un poco diciendo: Santiago se va a mover cuando la comuna que esté peor, esté mejor”.

Factchecking UC

Somos una iniciativa de verificación del discurso público, que se lleva a cabo desde 2013 en la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica de Chile.